Tomar un zumo de naranja para desayunar es una forma saludable de empezar el día lleno de vitaminas y minerales. Y los zumos más nutritivos son los naturales, extraídos de las frutas al momento conservando todos sus nutrientes. No hay nada mejor que comprar un exprimidor de naranjas automático para casa. Consulta nuestro catálogo y prepárate para disfrutar del desayuno más completo.

Hay quien prefiere un exprimidor manual en lugar de un modelo automático. Sea cual sea tu favorito, si lo compras ahora disfrutarás de envío gratis.

Con los zumos es mucho más sencillo consumir la cantidad diaria recomendada de frutas y verduras que recomienda la Organización Mundial de la Salud, ya que son fáciles de elaborar y tomar. En un sólo vaso pueden caber de 2 a 3 piezas de frutas, algo que sería mucho más lento de tomar en sólido.

Y son perfectos para aquellas personas que no les gusta la fruta o no tienen tiempo para pelarla y comerla tranquilamente.

Para que les podamos extraer todo el jugo, necesitamos un exprimidor. Con este pequeño aparato se puede hacer zumo de cualquier cítrico: naranjas, limones, pomelos, mandarinas, limas, etc.

Hay básicamente 2 tipos de exprimidores: manuales y eléctricos, y su elección dependerá del uso que le vayas a dar. El funcionamiento es el mismo para todos los modelos, la carne de la fruta se presiona contra un cono en movimiento hasta que saca todo el jugo, que pasa por un pequeño colador para retener las semillas y la pulpa.

"La vitamina C que contiene el zumo de la naranja tiene grandes propiedades antioxidantes"

mejorconsalud.com

Exprimidor de naranjas manual

En los modelos manuales, vamos a tener que ser nosotros quienes presionemos y giremos la fruta hacia un lado y hacia el otro para sacar todo el jugo. Esto requiere fuerza y resistencia por nuestra parte, ya que tendremos que apretar bastante.

El líquido se deposita en la jarra y lo tendremos que añadir nosotros al vaso. Suelen estar fabricados en plástico resistente, pudiendo lavar fácilmente todas las piezas en el lavavajillas.

Qué ventajas tiene:

  • Tienen un tamaño más pequeño y se pueden guardar más fácilmente.
  • Su precio es más reducido que los eléctricos.
  • No requiere de electricidad, y por lo tanto se puede utilizar cuando no se dispone de ella.
  • Todas sus piezas se pueden desmontar y limpiar fácilmente.
  • Nunca se va a parar o a dejar de funcionar.

Usos:

  • Es perfecto para los hogares en los que no se hace mucho zumo, o para los que lo utilizan únicamente para exprimir frutas que se requieren durante la elaboración de un plato.

El exprimidor eléctrico ¡a por el zumo!

Este modelo es un dispositivo más sofisticado que cuenta con un motor que hace girar el cono al presionarlo, cuela el jugo y lo dispensa directamente en el vaso.

Suelen constar de la base y 3 o 4 accesorios más que son los que se pueden desmontar: la tapa, el cono, el colador y el recipiente dispensador.

Los materiales son más robustos, además del plástico duradero, tenemos el acero inoxidable en muchos de sus accesorios. Quedará perfecto en la cocina de tu casa.

El precio de estos modelos es algo más alto, pero si lo vas a utilizar asiduamente merecen la pena.

Ventajas:

  • Se mancha menos ya que el zumo va directamente al vaso y no requiere que lo añadamos nosotros.
  • Sus accesorios se desmontan fácilmente y se pueden lavar en el lavavajillas.
  • Suelen incorporar dos tamaños de cono, uno normal y otro más fino para las frutas más pequeñas.

Usos:

  • Es el indicado para las familias que elaboran muchos zumos ya que se hacen rápidamente y sin cansarnos.

Antes de comprarlo, ten en cuenta que el exprimidor más caro no tiene porque ser el mejor, o el más adecuado para tus necesidades.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras