Archivo etiqueta beneficios de la siesta en los niños

Qué beneficios tiene la siesta

beneficios siesta

 

Numerosas investigaciones han demostrado que la necesidad de descansar, entre la una y las cuatro de la tarde, persiste durante toda la vida.

Desde que nacemos necesitamos gran cantidad de energía que básicamente obtenemos con una alimentación equilibrada y un buen descanso. De aquí la importancia de la siesta. En los niños no basta con que duerman bien por las noches, necesitarán un alto en el camino durante el día para recargar las pilas. Este tiempo de descanso diurno varía con la edad: desde la siesta interminable del recién nacido a ese corto descanso que se hace en la mayoría de las guarderías y que finalmente acaba perdiéndose cuando los niños empiezan a asistir a la escuela. En los adultos esa pequeña siesta o kitkat tan reconfortante que nos permitimos después de comer también nos supone un plus a nuestra salud y calidad de vida.

¿Cómo podemos saber si el niño ha dormido bastante siesta?

A cualquier padre le resultará fácil comprobar que cuando se les suprime la siesta a los niños, llegan a casa agotados o se muestran muy irritables (otro signo evidente de que están cansados). Asimismo, no será extraño que se duerman antes de cenar e incluso algunos opten por dormir antes que comer, lo que no será beneficioso para su desarrollo físico e intelectual si se produce habitualmente. Y es que en los niños pequeños se debería intentar mantener la siesta de la tarde mientras el pequeño la demande llegando incluso a los 5 años.

La necesidad de sueño varía mucho de un niño a otro, por ello no conviene comparar unos con otros. Habrá niños que con media hora tendrán suficiente mientras que otros en cambio necesitarán 2-3 horas de reposo. La única forma de averiguar si el niño ha descansado lo suficiente será observar cómo se encuentra después de la siesta, si no hay signos de inquietud y está contento habrá sido un sueño reparador y óptimo.

¿Cuánta siesta es necesaria en los adultos?

En la mayor parte de los casos será suficiente con 10-20 minutos. Tras la siesta notaremos como mejora nuestro estado de ánimo, la capacidad mental, nos ayuda a liberar tensiones, a ahuyentar el estrés, a fortalecer el sistema inmunológico y a recuperar la energía vital.

Por desgracia, aunque a casi todos nos gusta practicarla nuestro ritmo de vida no siempre nos lo permite. ¿Tal vez deberíamos intentar sacar un poco más de tiempo, no os parece?

Para dormir y descansar recuerda que siempre es fundamental un buen equipo de descanso.

, ,

No hay Comentarios