Ser capaz de poder hablar y sonreír sin miedo en público tiene un gran impacto en cómo nos enfrentamos al mundo. Nuestra confianza mejorará si tenemos una sonrisa bonita y cuidada, y para ello es necesario una buena higiene bucal.

Es precisamente por eso que nuestros padres nos obligaban a cepillarnos los dientes 3 veces al día, sin excusas, aunque a nosotros no nos gustaba nada.
La importancia del cuidado bucal se extiende por todo el mundo.

Y eso se puede ver en la actualización del cepillo de dientes. Los cepillos eléctricos y demás productos bucales actuales están específicamente creados para cada necesidad. Sea cual sea el problema que tengas, hay un producto adecuado para ti.

En conclusión, es importante invertir en artículos de calidad para el cuidado bucal. Es algo que no debemos tomar a la ligera, porque además de conseguir unas encías y dientes sanos, nos dará más confianza en nosotros mismos y podremos enfrentarnos a cualquier situación sin escondernos.

Por qué cambiar a un cepillo de dientes eléctrico

Hay muchas razones por las que cambiar tu cepillo de dientes manual a uno eléctrico.

En primer lugar, es más fácil lavarse los dientes con él. A diferencia del manual que requiere que lo muevas por toda la boca, los eléctricos tienen un movimiento rotativo que se encarga de limpiar cada diente por cuenta propia.

En segundo lugar, porque es mucho más fácil de usar, la experiencia de cepillarse los dientes es más amena y divertida con uno eléctrico; especialmente para los niños que no les gusta cepillarse los dientes.

Por otra parte, aunque este cepillo requiere menos esfuerzo de nuestra parte, el resultado es mucho mejor que el tipo manual. Limpia más placa y deja los dientes mucho más limpio.

Por último, con cada limpieza tiene un temporizador de 2 minutos (el tiempo óptimo para lavar la boca completa), y nos avisa cuando parar. Esto nos evita dañar dientes y encías, y por lo tanto, tener una boca mucho más limpia y saludable.

Los cepillos eléctricos son más caros que los manuales, pero aún así son bastante asequibles a cualquier bolsillo. El precio varía según el modelo y las funciones que tiene.
Sin embargo, al comprar un cepillo eléctrico hay que asegurarse de que incorpora las características que realmente necesitas.

Los cabezales de los cepillos se deben cambiar cada 3 meses de uso. Hay cabezales con diferentes tipos de cerdas para diferentes problemas, así que puedes elegir el que mejor se adapte a tu boca.

El diseño del cepillo también varía con los modelos. El color y el tamaño se usan para diferenciarlos, lo cual resulta perfecto para un hogar con varios cepillos.

También hay modelos especiales para los más pequeños, con imágenes de sus personajes preferidos, para disfruten de la experiencia de cepillarse los dientes. Las cerdas de los cepillos para niños tienen que ser suaves para proteger sus encías.

Ducha bucal

Es otro de los productos que cuidan de nuestra boca. Se trata de un dispositivo con un contenedor de agua que permite la irrigación con un chorro de agua ajustable. Con esto conseguimos una óptima higiene bucal, para la limpieza y el masaje de la encía.

Encuentra tus productos para el cuidado bucal en nuestra sección y presume de sonrisa.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras