A nadie le gusta salir a la calle con la ropa arrugada, en toda ocasión nos gusta causar buena impresión con todas las prendas limpias y bien planchadas.

Por esta razón, una buena plancha es indispensable en cualquier hogar, y el planchado se han convertido en una parte importante de nuestra rutina diaria, aunque sea una tarea pesada y no le guste hacerlo a nadie.

Las planchas antiguas eran de metal, y se calentaban en piedras o carbón caliente. Luego se colocaban encima de la ropa y se presionaba para eliminar las arrugas.
Pero gracias a los avances tecnológicos, esta tarea se ha simplificado, y las planchas son de un material ligero, un diseño ergonómico y se calientan en cuestión de segundos enchufándolas a la corriente.

Pero hay aparatos que van más allá de las planchas normales e incorporan un centro de planchado profesional. Modelos con más prestaciones con resultados profesionales.

Aunque al principio, los primeros modelos eran sin vapor, la adición de este elemento ha sido crucial para suavizar las arrugas y pliegues en todos los tejidos. El vapor combinado con una plancha de metal caliente, permite el alisamiento inmediato con una sola pasada. La ventaja de estos centros de planchado frente a una plancha de vapor normal, es que disponemos de más caudal de agua y el vapor es más intenso.

Es muy importante que la placa de metal sea antiadherente, para poder moverse libremente a través de la tela. También es más fácil de limpiar después de su uso.

Los centros de planchado tienen todas estas características y, además, tienen un orificio para rociar agua sobre la tela antes de que la placa caliente presione hacia abajo y enderece los hilos de la tela. Esto es ideal para las telas como el algodón, que requieren humedad para suavizar su superficie.

Otra ventaja de los centros de planchado es que se puede utilizar como una plancha sin vapor, simplemente desactivando la salida de vapor. Así tenemos dos en uno.

Los centros de planchado tienen un tanque de agua para generar el vapor. Este tanque lo podemos llenar antes, durante o al finalizar el planchado, no importa. Funcionan bien con el agua del grifo, pero el riesgo de utilizarlo es que se pueden quedar depósitos de minerales y obstruir los orificios de la placa de metal.

La función de autolimpieza en la plancha puede prevenir la formación de obstrucciones y la función de ráfaga de vapor que echa a través de los orificios también puede hacer lo mismo.

La plancha debe proporcionar solamente la temperatura que puede soportar un tejido, un aumento de ésta puede quemar la tela. Por eso, el termostato regulable permite ajustar la temperatura ideal para el material.

El apagado automático también puede apagar el dispositivo si está en posición vertical o de lado, perfecto para hogares con niños.

Los centros de planchado también pueden tener la función de una plancha vertical, de modo que se puede planchar una camisa directamente en la percha.

Los centros de planchado no consumen demasiada energía, son seguros y delicados con tejidos de toda clase. Ahora es más sencillo eliminar las arrugas de la ropa.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras