La decoración de una casa es algo muy importante. Es la manera de darle la personalidad que queremos que desprenda. Hacerla diferente del resto de casas, porque aunque los muebles sean los mismos, los detalles son los que marcan la diferencia y la hacen única.

Y uno de los detalles que aportan más personalidad son las imágenes, tanto en forma de cuadros en las paredes, como de fotos en los portafotos o portarretratos.

Cuadros para dar ambiente a la casa

Los cuadros y lienzos imprimen un estilo muy personal al hogar, además de alegrar cualquier estancia. La decoración deja espacio a la imaginación de cada uno y se puede poner una gran variedad de diseños e ilustraciones.

Desde un diseño minimalista con pocas pinceladas, a un estilo clásico de un paisaje o un bodegón. Dependiendo de la estancia, combinará un estilo u otro.

Un salón requerirá varios cuadros o lienzos en cada pared, por lo que un conjunto de 2 o 3 cuadros sería perfecto.
En cambio, en los espacios reducidos, puede que sea mejor optar por algo más pequeño para que no de la sensación de sobrecargado.

En la habitación de los niños, lo más acertado es adquirir cuadros con los personajes de dibujos animados favoritos, o con ilustraciones infantiles. En cambio, para la habitación principal, puedes poner un estilo más formal.

Los diseños son infinitos, sólo hay que elegir lo que nos guste y mejor pegue con la decoración. Y lo bueno de los cuadros, es que son muy sencillos de colocar e instalar nosotros mismos, basta uno o dos cuelga fácil y un martillo.

Los mejores portafotos para mostrar tus recuerdos

Todos tenemos en casa varios marcos de fotos que muestran nuestros recuerdos capturados en una foto. Pequeños tesoros con un gran valor sentimental para nosotros que decoran cada rincón haciendo de él un hogar.

Pero tan importante es el recuerdo que se inmortaliza en la foto como el marco en el que se expone. Aunque el propósito de los portafotos es proteger la foto, su forma y diseño hacen que sea un objeto decorativo. Un bonito portafotos realzará la belleza, tanto de la foto como del mueble donde se expone.

La amplia variedad de diseños y estilos lo convierte en un objeto decorativo que llama la atención de quién lo mira. Portafotos contemporáneos, tradicionales, o más modernos y elegantes, hay para todos los gustos y estilos.

Hay modelos que se pueden colgar en la pared, otros que sólo se sostienen encima de una mesa, hay portafotos giratorios, collage de diferentes tamaños, o con formas diferentes, como un corazón o un búho, e incluso algunos incorporan un reloj.

Y no solamente fotos, en un marco se puede mostrar un diploma, un dibujo o cualquier escrito. No requieren ningún montaje, basta con colocar la foto y ponerlo en el lugar elegido. Los hay disponibles en varios materiales, como el metal, la madera, la resina, o el acero inoxidable.

Y no hay que elegir únicamente una pieza, podemos llenar la casa con estos objetos decorativos, a la vez que la personalizamos.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras