Está claro que el sofá es el mueble más distinguido de la sala de estar, y el diseño y la forma tienen mucho que ver en ello.
El popular sofá Chesterfield, también conocido como Chester cuenta con uno de los diseños y formas más reconocibles, y es uno de los más vendidos del mundo.

Es famoso por su aspecto recio, su estilo clásico ingles y la calidad de sus materiales. Su apariencia desprende sobriedad y lujo, ningún otro sofá dice tanto con su aspecto como un sofá Chester.

Nada más verlo, nos viene a la mente los famosos clubes sociales ingleses que frecuentaban los hombres, en los que el Chester era una pieza fundamental.

Características del sofá Chester

Se distingue fácilmente de otros sofás por su reposabrazos, posicionado a la misma altura que el respaldo, y por su leve curvatura hacia afuera, como si estuviese enrollado. Su elegante tapicería es generalmente de cuero marrón, polipiel o terciopelo, y las tachuelas de metal le dan un aspecto casi acolchado, de estilo capitoné.

Tienen generalmente dos o tres cojines en los asientos, dependiendo de si son de dos o tres plazas. Y se sostiene mediante 4 pies visibles en madera.

En cuanto a los colores, predominan los colores sobrios, en marrón oscuro, negro o blanco, pero se pueden encontrar en otros colores más llamativos como el morado, el verde o el amarillo; con cualquiera de ellos no pasará desapercibido. También está la opción de escoger un color brillante o mate, dependiendo del estilo decorativo que tenga la estancia donde lo coloques.

Este diseño original puede tener ciertas variaciones, presentando el acolchado del respaldo también en los asientos, o cambiando la forma de los pies, que pueden ser rectos o contorneados.

Sin duda, este mueble dará un toque de distinción a cualquier estancia. Uno de los éxitos de su diseño, es que encaja a la perfección en diferentes estilos decorativos, ya prefieras algo más moderno, o tengas un estilo más clásico, este sofá encajará en el ambiente que deseas crear.

Un sofá Chester siempre tiene que tener un buen acabado, ser cómodo y presentar un diseño como el descrito anteriormente.

Algo remarcable, es que su forma es atemporal, esto quiere decir que aunque el sofá tenga más de 200 años de historia, nunca se va a pasar de moda, no importa cuanto tiempo pase, nunca tendrás un sofá obsoleto. Su inversión es una apuesta segura para cualquier lugar y porará el buen gusto allá donde se coloque.

Esto ayuda en la decisión de invertir en uno de estos muebles, ya que nos da la seguridad de que no tendremos que cambiarlo porque ya no se lleve o no esté de moda.

Su gran versatilidad lo hacen ideal para cualquier estancia, pudiendo ser situado en cualquier oficina, sala de estar, biblioteca o lugar público. De hecho se suelen ver muy a menudo en oficinas o salas de espera.

Se fabrican en varios tamaños, desde un sillón individual, hasta de 3 plazas. Sólo tienes que conocer las medidas exactas que tienes y elegir el que mejor se adapte a ellas.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras