Aunque no son los asientos más populares de la casa, cada vez se dejan ver más en las cocinas más modernas y funcionales. Los taburetes son un tipo de silla con una altura más elevada, por lo que no sirven para la altura de las mesas normales, pero son perfectas para las islas de cocina que tienen hueco para una barra.

Hoy en día, esta pieza forma parte de la decoración de muchas casas, sobre todo en la cocina, donde se pueden adaptar perfectamente a las islas o a rincones pequeños, incluso para hacer una cocina-comedor.

Pero con la gran variedad de modelos existentes, se amplían las posibilidades de usarlos en cualquier estancia, como la terraza o en un tocador, y se adaptan a diferentes estilos decorativos.

Antes de comprar un taburete, hay que tener en cuenta la altura de la mesa y el diseño de la ubicación elegida. Son perfectos para cualquier barra de bar o terraza, aunque también los puedes adaptar a tu hogar.

Características

Entre los muchos modelos de taburetes diferentes, podemos diferenciar los que tienen elevador por pistón de gas, pudiendo regular en altura el asiento en cualquier momento, tanto estando de pie como de sentado. Los que no disponen de esta función, son estáticos y no tienen posibilidad de modificar su altura. Esta función es práctica, pero tampoco es imprescindible a la hora de elegir un taburete para nuestra casa.

También los hay con respaldo o sin el. Los respaldos no cubren la totalidad de la espalda, por lo que no va a suponer mucha diferencia, pero por lo menos vamos a poder estar más cómodos y no forzar la postura demasiado.

Algunos tienen 4 patas diferenciadas y otros se sostienen mediante una amplia base que nos permite reposar los pies. La gran mayoría no tienen reposabrazos, por el hecho de que molestan cuando queremos alzar y bajar las manos al comer y beber.

Los taburetes tienen fama de ser incómodos, pero con los nuevos diseños más ergonómicos, vamos a poder reposar sin cargar la postura ni la espalda.

Materiales

Los taburetes más estilosos y modernos se fabrican en polipiel con una estructura de metal cromada. Sin embargo, estos son los más difíciles de limpiar si cae alguna mancha, más aún en colores claros como el beige o el blanco.

El polipropileno y el ABS (plástico de alta resistencia al uso) también son muy comunes en los taburetes más limpios, ya que basta con pasarles un trapo para que queden perfectos, al igual que los de policarbonato.

Los más clásicos se ven en madera y tapizados los asientos y el respaldo a juego con la tela del mantel. Lo malo de estos modelos es que el cojín que recubre el asiento es muy fino y puede resultar algo incomodo sentarse durante mucho tiempo.

La recomendación es que compres los taburetes a la vez que la mesa o la barra, o sino que lo midas detenidamente ya que no todos los taburetes tienen la misma altura.

Y a falta de sillas, buenos son taburetes.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras