Tener un buen ambiente de trabajo no sólo se consigue con una buena iluminación natural o con una música motivadora que nos ayude a concentrarnos. Nuestro puesto de trabajo tiene que estar a nuestro gusto y con las herramientas que necesitamos.

Cuando trabajamos, necesitamos ser lo más productivos posible. Pero si no tenemos el mobiliario adecuado, vamos a estar irritados e incómodos durante toda la jornada laboral y no vamos a poder rendir óptimamente.

Una parte del mobiliario de oficina que juega un papel fundamental en nuestra salud y productividad son las sillas. Básicamente, si no estamos cómodos en el asiento, si es tan duro que nos duele la espalda o es demasiado alto o bajo, tanto nuestra salud como nuestra productividad se verán afectadas.

Debemos de tener en cuenta que sobre estas sillas pasamos la mayor parte del día, y por eso es recomendable tener una silla de oficina que se adapte a tus necesidades específicas, que sea ergonómica y esté correctamente nivelada.

Muchas veces, compramos sillas cuyo principal propósito no es la comodidad, sino el diseño atractivo. Pero ahora no hay que elegir una cosa u otra. Puedes tener las dos cosas, una silla de oficina cómoda y bonita, que concuerde con la decoración de la oficina.

Tipos de sillas de oficina

Hay sillas que son versátiles, valen tanto para la oficina como para el comedor o la cocina. Por otro lado, si eres demasiado exigente cuando se trata de este tipo de mueble, puedes encontrar sillas ergonómicas en materiales de alta calidad, que van a durar mucho tiempo y no tienen ningún mantenimiento.

Sillas ergonómicas

Estos modelos, puede que no sean los más económicos que encontremos, pero sin duda que van a ser la elección perfecta si pasamos más de 5 horas al día sentados en ella. Esto es debido a que están preparadas para su uso asiduo, y están fabricadas en materiales de calidad que soportan mucho trote. No todas son la típica silla negra, hay muchos modelos en colores alegres.

  • Características: Incluyen reposabrazos y reposacabezas se pueden regular de altura y la mayoría tienen ruedas para desplazarse cómodamente.
  • Uso: No sólo son elegantes, sino que también reportan beneficios para la salud. Ayudan a evitar el dolor de espalda y otros problemas de columna al dar un apoyo completo a la espalda e incluso a la cabeza.
  • Materiales: Pueden ser de piel, de polipiel, metal cromado, en malla o policarbonato.

Sillas apilables

Este tipo es más versátil, pero sin duda es menos cómodo que las sillas ergonómicas. Puede servir perfectamente para personas que tienen que pasar poco tiempo sentados en ellas. Su asiento no suele estar acolchado y se nos puede resentir partes de nuestra anatomía si pasamos muchas horas en ellas. Pero son perfectas para el lugar de estudio de los niños ya que son mucho más bonitas.

  • Características: Disponibles en diversos colores, con diseños muy diferentes, con o sin reposabrazos y sin ruedas. Se pueden apilar y son fáciles de almacenar todas juntas.
  • Uso: Son muy versátiles, pueden servir como silla de oficina, de despacho, en la recepción, en la sala de espera, para el comedor o para la cocina.
  • Materiales: En acero cromado y negro, plástico resistente, con detalles en madera y metal.
  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras