El estado de reposo cobra un nuevo significado dependiendo de la silla en que te poses. Hay sillas de todo tipo. Ya desde que nacemos nos pasean en una silla, comemos en una silla y observamos el mundo desde una silla.

Sentados en una silla aprendemos, hablamos y nos relacionamos. Esperamos en sillas. Tenemos sillas repartidas en todas las estancias de la casa, sillas para comer, para trabajar, para leer y para relajarse.

Hay sillas que son un icono del diseño, como las sillas Eames que llevan años fabricantes y reinventándose, pero siempre con el mismo espíritu con el que se crearon.

Hay sillas para todos los gustos y colores, en todos los diseños que existen, para todas las habitaciones de casa. Sillas con una función determinada y sillas para decorar. Algunas son muy cómodas y otras todo lo contrario.

Antes de comprar una silla, hay que tener en cuenta la ubicación que va a tener y el diseño del resto de la habitación. Algunas sillas tienen un diseño que es incompatible con la cocina, en las que estaríamos muy incomodos para realizar las comidas. Por eso, ante todo, hay que buscar la comodidad y conocer de antemano para que función lo vamos a necesitar.

Tipos de sillas:

Butacas:

  • Uso: Una butaca es un sofá de una plaza, un híbrido entre una silla y un sillón, con lo bueno de los dos. Es un espacio individual en el que poder leer, descansar, ver la televisión o simplemente pensar. Perfectas para una sala de estar o una oficina.
  • Características: Hay butacas tipo Chester que se caracterizan por tener un acabado capitoné (acolchado), otras tienen un ottoman para colocar los pies encima, unas tienen orejas más pronunciadas, otras menos.
  • Materiales: Los más populares son los de tela con la estructura y las patas en madera. Modelos más modernos tienen elementos metálicos y en piel o piel sintética.

Sillas de jardín:

  • Uso: Esta claro que este mueble es específico para el exterior, ya que los materiales son especiales para resistir las inclemencias climáticas que tiene que hacer frente un mueble de exterior.
  • Características: Normalmente suelen ser aplicables para poder guardarlas en el menor espacio posible. Su uso puede ser para exterior o interior.
  • Materiales: Lo más resistente es el polipropileno reforzado con fibra de vidrio y la forja, aunque también se pueden encontrar sillas en plástico resistente o, resina 100% reciclable y reforzada con fibra de vidrio o ratán.

Sillas de comedor:

  • Uso: Como su nombre bien indica, el comedor o la zona de la cocina es su lugar más propicio.
  • Características: Tienen la altura adecuada para estar cómodo a la mesa y suelen ser de un material que se pueda limpiar fácilmente. No suelen tener reposabrazos ya que seria un estorbo al comer.
  • Materiales: Las más modernas disponen de una estructura de metal y el asiento y el respaldo tapizado en telas o en piel sintética. Pero se pueden encontrar en muchos materiales más.

Sillas de oficina:

  • Uso: La oficina o un despacho es el ambiente para este mueble especializado.
  • Características: Suelen tener un diseño ergonómico para soportar varias horas sin que nos duela nada. Muchas incluyen ruedas para moverse libremente por la habitación.
  • Materiales: La piel sintética, el plástico resistente y los cromados son la regla.

Taburetes:

  • Uso: Los taburetes son relegados a las mesas altas de las cocinas o las isletas. También son perfectos para una barra de bar, tanto para casa como para el trabajo.
  • Características: Son más altas que la mayoría de las sillas, y se pueden regular en altura. Hay modelos con respaldo y sin el.
  • Materiales: Lo que más se lleva es el taburete con el armazón metálico y el asiento y el respaldo tapizado en piel sintética. Hay disponibles varios colores, pero lo más habitual es el negro o el blanco.
  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras