La forma de ganarse la vida ha cambiado, y cada vez son más los puestos de trabajo que no requieren personarse en un lugar específico. Cada vez son más los que tienen su oficina en casa, un lugar para trabajar en el lugar donde viven.

Nuestra oficina en casa puede tener muchos tipos de diseños y muebles diferentes. Pero si está bien amueblada con muebles de calidad, puede ser más eficiente e inspiradora, y el trabajo en ella será mucho más productivo y gratificante.

Mesas de oficina para despachos y para casa

Hay muchas maneras de decorar una oficina, y una de ellas es mediante el uso del mobiliario de oficina. Hay muchos tipos de oficinas, pero todas empiezan por adquirir una mesa adecuada.

Una mesa de oficina es un elemento esencial para crear una oficina funcional en la que poder desarrollar todo nuestro potencial y trabajar a gusto.

Buena parte de nuestro trabajo depende de que nuestra mesa tenga un tamaño adecuado, en la que poder colocar todas nuestras herramientas de trabajo: ordenadores, cuadernos, bolígrafos, carpetas, archivadores, cajas, etc. Si las cosas están ordenadas y a la vista, tardarás menos tiempo en encontrarlas, y serás más productivo.

Hay mesas que incorporan uno o varios cajones en los que poder guardar los accesorios de oficina. Esto nos ahorra comprar una cajonera y tener otro mueble ocupando espacio.
Por otro lado, hay mesas que no tienen cajones. Están compuestas por un tablero y 4 patas, un diseño minimalista más limpio y en el que no hay obstáculos que nos molesten para poder movernos de una esquina a otra.

También se pueden encontrar mesas específicas para poner el ordenador de sobremesa, con una balda extraíble para guardar el teclado y un espacio para la CPU.

Hay mesas para todos los gustos, de diferentes formas, tamaños, y materiales. Cada mueble tiene su propio aspecto y personalidad, puede ser inusual o clásico, y valer para una gran variedad de propósitos que pueden satisfacer todas tus necesidades.

Entre los materiales que podemos encontrar, las mesas de madera son las más habituales, pero también las más caras. Su mejor competidor es la melamina, también resistente pero mucho más barato. Aunque también existen combinaciones de varios materiales como metal y cristal, madera y cristal o madera y metal.

En general, cualquier mesa sencilla puede valer como mesa de oficina si tiene un tamaño amplio, pero las especializadas tienen pequeños detalles que te hacen la vida más sencilla, como compartimentos para guardar los cables de los aparatos electrónicos, o la posibilidad de regular la altura de la mesa para poder trabajar de pie.

Las mesas de oficina pueden valer igualmente como mesa de escritorio en la que leer, estudiar o hacer todo tipo de trabajos, por lo que también sirven para que los estudiantes hagan sus tareas.
Se puede colocar, por lo tanto, en las habitaciones de los adolescentes, y si tienen un diseño más infantil, en las habitaciones de los niños.

Con un buen equipamiento tu esfuerzo y trabajo se verá recompensado, serás mucho más productivo y trabajarás más a gusto.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras