Nos proporciona descanso y elimina nuestro agotamiento. Nuestro amor por el sueño es incondicional ya que es un tiempo en el que nos relajamos y descargamos todas nuestras tensiones del día.
El descanso ha sido parte de nuestra vida cotidiana, y no ocurre únicamente durante la noche. Hay muchos que suelen descansar después de comer también.

Pero independientemente de cuanto y cuando pares a descansar, no hay mejor lugar para hacerlo que un buen colchón.

Un colchón es una compra importante ya que es algo que vamos a utilizar todos los días y sobre el que vamos a estar muchas horas. Por eso es una buena idea invertir en uno de calidad, que se adapte a nuestras necesidades individuales.

¿Qué tipo de colchón quiero comprar?

Los colchones están diseñados para proporcionar el apoyo y la comodidad que necesitamos al dormir.
Están fabricados en una gran variedad de materiales y tecnologías para proporcionar sistemas de apoyo que satisfagan a la amplia gama de necesidades de los consumidores, gustos y presupuestos.

  • Viscoelásticos: Utilizan una espuma de poliuretano de alta densidad como sistema de apoyo. Esta espuma se adapta perfectamente a tu cuerpo y proporciona una firmeza media. También permite una buena circulación del aire.
  • De muelles: Los de muelles son los más habituales, presentando distintos grados de firmeza dependiendo del tipo de muelle que se utilice. Son muy transpirables e higiénicos. Los que tienen más muelles son los que más apoyo tienen.
  • De espuma: Utilizan uno o más tipos de espuma como sistema de soporte. La espuma más utilizada es el poliuretano y pueden contener gel u otros materiales. La espuma utilizada en estos colchones puede fabricarse en una gran variedad de formas y densidades para ofrecer a los consumidores diferentes características de apoyo.
  • De gel: Utilizan un tipo de espuma que contiene gel, colocado uno al lado del otro sobre toda la superficie del colchón. Puede ofrecer diferentes apoyos, firmezas y temperaturas.
  • De latéx: El látex es un material natural a partir de la resina de un árbol, aunque puede ser natural o sintética. Se adapta muy bien al cuerpo y suelen durar más que los demás.

¿Necesitas un nuevo colchón?

Darse cuenta de que es el momento de reemplazarlo no es tan evidente. Podemos sentirnos cómodos en él tiempo después de que pierda su capacidad para proporcionar a nuestro cuerpo un apoyo adecuado y la firmeza que necesita.

La duración de un colchón depende de varios factores, como la frecuencia de uso y la calidad, pero en general, suele durar unos 10 años, 5 años por cada lado.

Hay que estar al tanto de las señales que nos indican que hay que cambiar el colchón, como signos visibles de uso excesivo, despertarnos con rigidez, entumecimiento, dolores o cansancio después de dormir la noche entera.

El tamaño

Comprar un colchón demasiado pequeño es uno de los mayores errores que se cometen al adquirir uno nuevo. Los anchos van de los 80 centímetros de las camas individuales, a los 200 centímetros de la King. Y los largos son 180, 190 y 200 centímetros, para los diferentes anchos.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras