Tan importante para un buen descanso es un buen colchón, como la base que sujete a este. Y una de las mejores y más cómodas bases que hay en el mercado es un somier eléctrico.

Se podría decir que es un pequeño lujo al alcance de pocas personas, pero los somieres eléctricos han añadido una nueva funcionalidad a los sistemas tradicionales para el descanso y ahora son asequibles para la mayoría de los bolsillos.

Ya no es obligatorio yacer en una cama rígida de laminados fijos en la que para recostarnos debemos subirnos para arriba y recostarnos sobre un cojín. La comodidad llega a un nivel superior con este tipo de láminas movibles.

Si necesitas una cama articulada para poder recostarte, leer, ver la televisión, aliviar molestias y permitir un mejor descanso, lo ideal es que elijas un somier eléctrico con el que poder articular tu cama a placer.

Qué tener en cuenta antes de comprar un somier eléctrico

Si vas a comprar un nuevo somier, es importante considerar el tamaño que necesitas. El tamaño del marco de la cama tiene que coincidir con el tamaño del colchón y del somier. Lo mejor es comprarlo a la vez, tanto el colchón, como el somier y la estructura.

Este tipo de somieres tienen varios laminados articulares en la parte superior e inferior, y se adaptan a la mayoría de colchones de látex o viscoelásticos, pero no todos los tipos de colchones valen, tendrás que consultar si tu colchón vale para este tipo de somier. Lo mejor es comprarlo todo junto, para que después no haya ningún problema.

Además del espacio, otro factor a considerar es quienes van a dormir en la cama. Este modelos de somier es perfecto para las personas mayores que ya no tienen la agilidad para recostarse sobre el cabecero de la cama, o para los enfermos que tienen que pasar mucho tiempo en cama. Así su estancia será mucho más cómoda y satisfactoria.

Mediante un mando (a distancia o con cable) se puede controlar el movimiento de cada una de las articulaciones del somier, pudiendo adaptar su movimiento a nuestras necesidades.

El último factor a considerar es cómo dormimos. No a todo el mundo le gusta dormir en posición horizontal, y necesitan estar ligeramente inclinados para que su cuerpo descanse correctamente. Esto se consigue fácilmente con este tipo de bases.

Está claro que una cama articulable es una compra importante y a largo plazo que requiere una meditación concienzuda, pero sin duda que reporta en una comodidad extra y un mejor descanso.

Normalmente el bastidor, la estructura que sujeta el somier para que no se caiga, está fabricado en madera o metal, adaptable a todos los diseños de habitación que tengas. Y por supuesto, las láminas del somier tienen que ser de madera de calidad, que soporten el peso, tanto del colchón, como del ocupante.

Puedes tener todo el confort y la comodidad de una cama articulada, comprando un somier eléctrico y un colchón que se adapte a sus necesidades personales.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras