Lleva es estilo de tu dormitorio a un nivel superior con un hermoso cabecero que resalte en la cama. Porque un cabecero no es otra parte más de una cama, es una forma de darle a tu dormitorio un ambiente más personal. Con este mueble, puedes transformar radicalmente la estancia, cambiando su estilo y diseño por completo. Es lo que hace a una cama ser lo que es.

Tipos de cabeceros de cama

Hay muchas variantes de cabeceros de cama en el mercado, todo va a depender del material en que esté fabricado, del tamaño y del presupuesto.

De madera: Los cabeceros de madera es una de las opciones más populares debido a su diseño clásico y lujoso. Se utilizan maderas nobles de haya, de nogal, de roble, de cerezo, con diferentes acabados para un estilo más clásico o más rústico. Pueden estar barnizadas con o sin brillo, o simplemente pulidas.

Su alto precio es quizás uno de sus inconvenientes, pero teniendo en cuenta su calidad y durabilidad, la inversión bien vale la pena. Otra desventaja de la madera, es que tiende a ser más pesada que la mayoría de los otros materiales, por lo que resulta un poco difícil el moverlo o instalarlo.

Metálicos: También hay cabeceros metálicos, que se encuentran muy comúnmente en los dormitorios más modernos debido a su variedad de formas, su flexible gama de precios y sus diseños. Los cabeceros metálicos más típicamente vistos son tal vez los de diseño curvo, que ofrecen un tradicional diseño recargado.

Es generalmente mucho más fino que las demás opciones, por lo que son la elección perfecta para los compradores que tienen poco espacio pero quieren un gran diseño.

De piel: Otro tipo de cabecero que está ganando adeptos últimamente son los de piel, o para quién no pueda permitírselo, polipiel o piel sintética. Este material le da un efecto sofisticado y delicado a nuestro dormitorio.

Lo mejor de todo es que es muy fácil de limpiar con un trapo húmedo y amortigua los golpes que nos demos dormidos.

Tapizados: Se pueden adquirir unos tableros con una estructura de madera que podemos tapizar. Estos tableros son menos costosos, menos pesados, respetuosos con el medio ambiente y vienen en muchos tamaños diferentes, ideal para casi cualquier persona, aunque no tan duradero como la madera.

Este es el diseño más popular, ya que son perfectos para los compradores que quieran añadir un toque de color a su dormitorio. Con los diferentes diseños en tela, terciopelo y piel, es fácil completar el look rústico o moderno que tengas en la habitación.

Si estás buscando comodidad y elegancia, siempre puedes elegir un cabecero tapizado con telas. Es mucho más suave y cómodo para reclinarse sobre él, muy conveniente para aquellos que les gusta leer o ver la televisión en la cama. La infinidad de telas, tejidos y diseños es infinita, y por eso es lo más solicitado por los usuarios.

Modos de colocar un cabecero

Puede ser independiente, separado del marco de la cama pero con la posibilidad de conectarlo fácilmente a la cama o la pared; o fijo, montado en la pared directamente para darle a la cabecera un aspecto flotante.

  • Servicio de Soporte

    Siempre a su disposición las 24 hrs. del día

  • Entrega Gratis

    Los gastos de envío están incluídos en el precio final.

  • Pago seguro

    Cinco formas de pago totalmente seguras